PATRICK MODIANO... CINCO CLAVES PARA HACER CREER QUE LO LEÍSTE (Y QUE NO SE NOTE QUE ES MENTIRA)

19 de octubre de 2014

Cartel promocional Modiano  Premio Nobel 2014

Cuando la semana pasada el encargado del comité de los Premios Nobel, a la una en punto (palabra), dio a conocer a Patrick Modiano como ganador del prestigioso premio de literatura, me quedé con cara de póquer, preguntándome quién era .
Poco después descubrí que no sólo era mi carnet de gafapasta (expresión robada a Elena T.)  el que peligraba. Muchos amigos terminaban por reconocer no sólo que no habían leído nada suyo, sino que no sabían quien era. Siempre hay excepciones, pero son pocos y libreros, que no pueden ser tomados como muestra representativa de la sociedad (ainss, me matan y no me vuelven a vender un libro más). Para proteger esa imagen de personas (semi) cultas  y a la moda, que nos hemos ido forjando durante años, he decidido facilitar una serie de pautas que nos permitan fingir, que lo hemos leído y tenemos a Modiano tan visto como el hilo caqui.
¿Qué necesitas hacer para engañar al común de los mortales?, ¿cómo fingimos conocer a Modiano sin ser el pequeño Nicolás?  Te doy algunas claves:

LLEGÓ EL OTOÑO Y ME PONGO PLUMAS NUEVAS... CAMBIO DE IMAGEN

12 de octubre de 2014

Plumas... perdón foto extraída de photo pin
Algunos ya habrán entrado y habrán visto lo que callo, pero como son discretos como no han dicho ni mu. Sí, LA PUERTA DESHECHA CAMBIA DE IMAGEN, en mayúscula y con negrita para que se note bien. Hace un año (más o menos) pedía ayuda para cambiar de imagen y acabamos encontrando algo razonablemente adecuado. Este año me he tirado al barro y he buscado por mis propios medios un traje que me parece adecuado: sencillo, profesional, divertido, sin caer en lo cursi y sí, una vez más con fondo blanco. Me gusta el fondo blanco, qué le vamos a hacer... 

También podéis ver que no es el único cambio. ¡Tachán otra primicia!,  la nueva foto de perfil es una de las que me ha hecho mi amigo,  Domingo Cáceres, en una sesión divertida y complicada para él. Sí, complicada porque soy la peor modelo del universo, pero gracias a su talento todo ha llegado a buen puerto. Algún día contaré como fue la tarde, lo que nos reímos y la cantidad de fotos que deshechamos. ¡Qué paciencia tiene este hombre! Alguna de las imágenes que tomó será la afortunada para acompañar la contraportada de Azaría, mi primera novela, esa que me tiene los nervios un poco alterados (bastante, no quiero engañaros). Me gustan tanto todas que no sé por cual decidirme y ahí ando, dándole vueltas.

LOS MEJORES FINALES DE UN LIBRO... SI ESO ES POSIBLE

5 de octubre de 2014


Imagen extraída de Photo pin

Hace unos meses hice una entrada sobre los inicios de las novelas, a algunos de los más conocidos. No me negaréis que era el turno de los finales.  Me he dado cuenta al tratar de encontrar buenos finales de libros, que parece una regla no escrita que los inicios deban ser más impactantes que los finales. Tal vez sea el afán de atrapar al lector. Pero ojo, eso no significa que no sean buenos los finales sino que posiblemente esas frases que tanto impactan en los inicios no suelen aparecer al final de las obras. Acuñaremos una frase "la dictadura de los comienzos" pues parece que a ellos se pliegan con más gusto los escritores. 
De todas formas creo que los finales que he escogido son llamativos, espero que os gusten y como siempre me voy a aprovechar de vosotros para que añadáis algo más, que siempre voy corta de sugerencias. 
  • Muy especial es el final de Los detectives Salvajes de Roberto Bolaño: ¿qué hay detrás de la ventana? , esa es la forma en la que  termina la novela. Es una de las frases que más visitas ha atraído a este blog desde su creación. Si os fijáis en el lateral tengo puesto un listado con las cinco entradas más vistas. Se corresponden a las del último mes porque estoy convencida de que si pongo las más visitadas desde el inicio del blog, saldría con seguridad esa entrada cuyo título coincide con el final de la novela de Bolaño. ¿por qué atrae tanto a los lectores ese final? Ya lo dije en su momento y es que esa novela es una compleja tela de araña. 
  • Otro final muy interesante es el de El guardian entre el Centeno, de  J.D. Salinger "No cuenten nunca nada a nadie. En el momento en  que uno cuenta cualquier cosa, empieza a echar  de menos a todo el mundo"
Imagen extraída de photo pin
  • A mí este verano me ha impresionado uno que no pienso transcribir (os dejo con la intriga). No es tanto el contenido de sus frases como la situación que se narra y que de alguna forma supone el resurgir de la esperanza, la esperanza de que, de alguna manera, habrá un mañana. Es el de las Las Uvas de la Ira, de John Steinbeck, creo que hacía tiempo que un libro no me hacía llorar y con este me de la negra (palabra de honor, aunque resulte ridículo). 
  • También me gusta mucho el final de Diario de un cuerpo de Daniel Pennac también tiene un final hermoso, es el final de un cuerpo, creo que merece estar en esta lista de finales. "Y ahora, mi pequeño Dodo, harbrá que morir. No tengas miedo te enseñaré".
  • Yo Fatty de Jerry Sthal , una contundente biografía de uno de los cómicos más famosos del cine mudo y posiblemente una de las primeras víctimas de un proceso mediático: Roscoe "Fatty" Arbuckle   y dice así "No, señor. es más fácil así. Mas fácil mirar por la ventana a los árboles y la negrura. Les pregunto de nuevo: ¿qué eran los logros de un gordo? Un motnón de hojas que aguardan a un viento.  He estado esquivando el gancho desde los diez años. Ya no me quedan más volteretas.  Anoten esto".
Imagen de la película "Las Vírgenes suicidas" basada en la novela del mismo título
  • Las Vírgenes suicidas de Jefrey Eugenides "a fin de cuentas, daba igual la edad que tuviesen, el que fueran tan jóvenes, lo único que importaba era que las habíamos amado y que no nos habían oído cuando las llamábamos, que seguían sin oírnos ahora, aquí arriba, en la casa del árbol, con nuestro escaso cabello y nuestra barriga, llamándolas para que salgan de aquellas habitaciones donde se habían quedado solas para siempre, solas en su suicidio, más profundo que la muerte, y en el que ya nunca encontraremos las piezas que podrían servir para volver a unirlas"
  • El Gran Gastby de  Scott Fitzgerald  "De esta manera seguimos avanzando con laboriosidad, barcos contra la corriente, en regresión sin  pausa hacia el pasado".
Estoy convencida de que posiblemente, el mejor final para un libro sea no querer terminarlo, o en su defecto quedarse, como leí el otro día, con resaca de libro, viviendo en uno sin querer abordar el siguiente. Si un libro consigue que permanezcas así .. es sin lugar a dudas, un magnífico libro.

 Y vosotros,  ¿creéis que existe alguna especie de imperio de los comienzos?, ¿es posible que sea una neura mía?, ¿tenéis más facilidad para recordar finales de libros? No seáis tímidos, recomendad alguno

POSTILLAS

28 de septiembre de 2014




Cuando era niña me gustaba arrancarme las postillas. Trozos duros de costra que poco a poco iba despegando de la piel. A veces salía un poco de sangre: no importaba. Me gustaba el color rosa de la piel, más rosa, más nueva que la mía, aunque sólo tuviera cinco o seis años.
Mi madre me reñía: te dejarás señal. Nunca me importó la marca, sólo quería arrancar la postilla cubierta de mercromina seca, que me picaba. A veces me las llevaba a la boca y masticaba ese cuero rojizo, piel seca. Hoy lo pienso y me da asco, pero entonces no.
Arrancar las postillas y poner fin así a una herida, o provocar otra más pequeña, más honda, con apenas una gota de sangre.
Dejar la piel rosa, limpia, al aire. Impedir que  el tiempo hiciera su trabajo. ¿Para qué dejarlo si podía acelerar todo con mis mis uñas y mi empeño? A veces de un intento, en otras ocasiones poco a poco porque dolía. Arrancar los residuos de una herida y ver como mi cuerpo hacía su trabajo, bien hecho, según mis deseos.
Siempre me encantó arrancarme las postillas.  Ahora  riño a mis hijas cuando lo hacen: os dejaréis señal, digo. A ellas, afortunadamente, les importa poco.

AL FINAL... ¿QUÉ LEÍMOS ESTE VERANO?

21 de septiembre de 2014

El verano que se fue
Allá por el mes de julio  os preguntaba: ¿qué vais a leer en verano? Además os contaba mis proyectos de lectura. Ahora que el verano pasó (lo digo con lágrimas en los ojos, que conste) quería preguntaros si leísteis lo que os habíais propuesto o no, si os desviasteis del camino, o pasasteis de libros y os liasteis con la colección de revistas que regalaban gafas (tengo una amiga que la  ha hecho y despierta mi envidia más ruin). 
En cuanto a mí, creo que esta vez he conseguido (más o menos) compatibilizar lecturas profesionales y personales y casi, casi cumplí los objetivos que me había propuesto, aunque me he desviado un poco. He leído:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Proudly designed by | mlekoshi Playground |